Afiliados Élite (00/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK
Últimos temas
» Lyurand Terris [Normal]
Dom Oct 05, 2014 7:47 pm por Invitado

» Sakura Feudal [Aviso]
Dom Sep 21, 2014 9:39 pm por Invitado

» Ultimate Gantz [Cambio de Botón]
Miér Sep 03, 2014 12:52 pm por Invitado

» ¿Quién quiere rolear?
Miér Ago 13, 2014 11:52 am por Gray Fullbuster

» La llamada a los Caídos
Miér Ago 06, 2014 8:11 pm por Aleph

» En problemas
Dom Ago 03, 2014 9:21 pm por Vanessa Vindicta

» El Majestuoso castillo.
Dom Ago 03, 2014 8:51 pm por Kirsikka Lunewyn

» Una tarde en el Mercado
Dom Ago 03, 2014 8:06 pm por Kirsikka Lunewyn

» Black Bullet - Élite
Sáb Jul 26, 2014 9:01 pm por Administrador


Llegando a Fortuna

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llegando a Fortuna

Mensaje por Kenth Romanov el Vie Abr 18, 2014 2:24 pm

La luna iluminaba la oscuridad de la extensa noche, eran pasado la  media noche y Kenth recién llegaba a Fortuna, el lugar protagónico de muchos rumores que se escuchaban por muchas partes del mundo, no sabia precisamente que, pero algo lo llamaba a llegar a esa ciudad, y ahí estaba, lo moto ya rugía por la poca bencina que ya le quedaba, el viaje había sido largo, uno de los mas largos que el había vivido y estaba sediento y hambriento, había pasado por fuera de un club nocturno, pero no era lo que el estaba buscando en esos momentos, el buscaba algo donde comer y beber, el hambre ya lo estaba cansando cuando la moto se detuvo y se apago.

Kenth comenzó a caminar junto a su moto, a lo que a la distancia logro divisar un lugar llamado el resto bar, se veía gente dentro en las mesas comiendo y bebiendo y una especie de escenario vacío, era lo que el buscaba, un viento frio recorrió la noche, y esta se comenzó a nublar.

-Parece que va a llover… mejor entro. –

Estaciono la moto en un lugar bajo techo y tomo sus maletas, al acercarse a la entrada comenzó a oler un fuerte olor a carne asada, lo cual le abrió mas el apetito de lo que ya lo sentía pero algo mas le llamo la atención un cartel en la entrada. “Martes, Viernes y sábados, tienes un talento musical y quieres mostrarlo, eres bienvenido a acercarte al anfitrión para solicitar el permiso para usar el escenario” eso le interesaba bastante, no por que le faltara dinero, sino que le gustaba tocar música con publico, pero primero lo primero, entro en el lugar y se sentó en una mesa, a los minutos una joven se le acerco a preguntarle que pediría para comer, después de ordenar algo para comer y de que se lo trajeran sacio el hambre que tenia lentamente, observando a la gente del lugar sintiendo los distintos olores que surgían de los distintos platos de los comensales.

Cuando Kenth termino de comer, se acerco al encargado del lugar y le explico quien era, y que quería interpretar algunos temas en el escenario si no era molestia, las ganancias por esa noche quedarían para el local, al escuchar eso el encargado no dudo en aceptar y Kenth se subió al escenario acomodando sus maletas a un lado y sacando su violín y un fonógrafo, muy buen violinista era, pero un violín solo no hace mucho, coloco un disco de vinilo en el fonógrafo y lo preparo, luego tomo su violín , lo afino y comenzó a tocar un tema junto a la música proyectada del fonógrafo mientras fuera del lugar comenzaba a llover.


Spoiler:
*/Musica: */


Última edición por Kenth Romanov el Mar Abr 22, 2014 8:50 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Ver perfil de usuario

Kenth Romanov

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Shion el Lun Abr 21, 2014 9:41 pm

El enturbiado aire de la ciudad se había vuelto más frío, calándose entre los ropajes y provocando escalofríos en las personas que deambulaban en las calles a esas horas. Lentamente el atardecer neutro, se había vuelto un oscuro manto violáceo que cubría el cielo de forma pareja. Y las copas de los arboles danzaban y danzaban ... Una tormenta se acercaba, podía notarlo en la humedad que traía el aire, en ese sutil olor a tierra mojada que se colaba desde la lejanía donde la tormenta ya se había instalado. Los pasos acompasados de la mujer se entremezclaban con el murmullo reinante en las concurridas calles de Fortuna.

La temperatura ambiental no era un real problema para la figura femenina que caminaba por aquellas calles, sin embargo, llevaba una chaqueta que se ajustaba a su cintura y caía en corte recto, más no era por frío que calzaba una chaqueta, su piel era lo suficientemente cálida como para no tener problemas con el frío.

Hoy era uno de aquellos días especiales para el arte mundano. El resto bar era conocido por dar a conocer talentos natos que aprovechaban la oportunidad de subir a un escenario sin demasiado trámite. En la puerta, donde un guardia descansaba sobre el marco ancho mientras fumaba un cigarrillo, la figura femenina se había detenido. Aún era temprano, el guardia se le había quedado mirándo sin preambulos. Le conocía, muchos en aquellos lugares le conocían. Era imposible que aquel largo cabello azabache pasara desapercibido, que sus rasgos asiáticos no fueran observados, que aquel desplante de quién sabe donde pisa, no fuera un llamativo distintivo de su personalidad. La suave sonrisa curvó sus labios mientras entraba en el local.

Abría su chaqueta cuando al segundo botón, el cuerpo entero se hubo paralizado. Una melodía llegaba a sus oídos, entrometiendose en lo más profundo de su intimidad y provocándo que su estómago se contrajese ante el sentimentalismo que le invadió. Sin duda, era un pieza maravillosa. Llevaba tacones que resonaron suave al pasar, aún cuando la música era lo que más invadía ese lugar. Su ser, su piel, toda su esencia reconoció al ser en el escenario: Lycan.

Se sentó en una de las mesas cercanas al escenario. El silencio le invadió, sus orbes se cerraron, solo fué interrumpida cuando el camarero llegó para preguntar su pedido. Jugo de limón y menta, por favor. Luego vere que comer.

Afuera, la lluvia hacía acto de presencia. Casi como si la melodía hubiese hecho llorar a los mismos ángeles...
avatar
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : Donde los cánticos se vuelven historia <3
Empleo /Ocupación : Lider de Manadas
Ver perfil de usuario

Shion

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Kenth Romanov el Mar Abr 22, 2014 8:50 pm

Kenth tocaba su violín con sus ojos cerrado, sin darle la espalda al publico tocando al son de la música que salía del fonógrafo mientras fuera del lugar llovía muy notoriamente, la nostalgia fue el sentimiento que le invadió al tocar ese tema, recordando el pasado, cuando vivía con sus padres, para luego irse después de la muerte de ellos, pero sus pensamientos y sentimientos fueron interrumpidos por una presencia en el lugar, mas no dejo de tocar hasta que se acabo el tema abriendo los ojos, viendo como nadie hacia ninguna acción, todos habían quedado tan inmersos en la música que no había ruido alguno en la sala, entre las personas Kent pudo divisar a una hermosa joven sentada en una de las mesas cercanas al escenario y lo entendió automáticamente, todo su ser se lo decía, ella también era una Lycan, no se había encontrado con uno desde hacia mucho, desde que abandono su manada pero sus pensamientos se vieron interrumpidos por el inicio del segundo tema comenzando a tocar junto a este.

Spoiler:

Mientras tocaba Kenth  no podía evitar mirar a la joven, a parte que le llamaba que fuera una Lycan, era una joven hermosa, sus características asiáticas se notaban de gran manera y le llamaba mucho la atención el que hacia en aquella ciudad, habría nacido ahí, o también estaba allí por esa corazonada que el sentía, de que sucedería algo importante en aquel lugar quien sabia, quizá habia mas Lycans en ese lugar, una manada que valiera la pena no como la manada a la que el habia pertenecido, pero ya habria tiempo para hablar de eso, ahora debia concentrarse en la pieza que tocaba.

Cuando Kenth termino de tocar ahora si la gente aplaudió, en eso paso el encargado de recibir las propinas para el músico, las cuales quedarían para el local en esa ocasión y Kenth comenzó a desarmar el fonógrafo, sin dejar de mirar a la joven a la distancia sintiendo como se intensificaba la lluvia fuera del local
.
avatar
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Ver perfil de usuario

Kenth Romanov

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Shion el Jue Abr 24, 2014 10:22 pm

La lluvia aumentó, junto con sentimentalismo reinante en el ambiente. El sonido era audible para la fémina tras la melodía, acompasando aquella música. Pudo notar algo, una mirada. Aún con sus ojos cerrados pudo sentirla...

Se sintió vulgarmente reconocida, como quién intenta pasar inadvertida y es descubierta por un viejo familiar en un lugar donde no debería. Abrió sus ojos suavemente, para observar el escenario, chocándo con las orbes ajenas


La nueva melodía comenzó a deambular en el aire. Notas más agudas y vibrantes que las de antes, sin duda, una gran interpretación. De vez en vez, la mirada volvía a caer sobre ella, podía sentirlo, aun cuando sus orbes se cerraban. Sus labios, apenas se movieron lo suficiente como para susurrar unas palabras que estaba segura, solo el joven escucharía a travez de la música. "¿Será un atrevimiento si os invito a mi mesa?"

Luego que la música cesase, retiraron las propinas y la mujer se mantuvo en un hermético silencio hacia el resto de las personas. Dejó caer un billete a quién retiraba el dinero y espero...

Si estaba en lo correcto, el hombre accedería a la invitación. La pregunta .. ¿Quién era? ¿Porque su olor no le resultaba familiar' Quizás alguien nuevo en la ciudad. No tenía conocimiento que llegase un nuevo miembro a las manadas, así que ciertamente debería ser un lycan exiliado o sin manada. Por su apariencia, era probable que tampoco fuera de aquellas tierras. Llevó el vaso a sus labios, bebiendo aquel cítrico liquido que le desintoxico por un instante de la notas que permanecían apegadas a su piel. Si era un cachorro libre, quizás en el lugar. No era algo difícil, y era lo mínimo que podía hacer por un hermano lycan . podía guiarle a buscar una familia entre las manadas que habían
avatar
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : Donde los cánticos se vuelven historia <3
Empleo /Ocupación : Lider de Manadas
Ver perfil de usuario

Shion

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Kenth Romanov el Jue Mayo 01, 2014 8:38 pm

Habiendo terminado de arreglar sus cosas escuchando los aplausos de la gente, pensando en lo que la joven había dicho mientras tocaba su instrumento, ella lo había invitado a la mesa y esa era una oportunidad que no rechazaría bajo ninguna circunstancia, no conocía a nadie en ese lugar, y no había entablado conversación con otro Lycan desde que abandono el lugar donde el vivía con su familia , bajo del escenario y se acerco a la mesa de la joven, viendo como muchos de los comensales lo observaban y luego se paro junto a una de las sillas de la mesa de la joven haciéndole un gesto a la joven que lo atendió para señalarle que estaba en otra mesa y luego miro a la joven .

-Permiso… creo que aceptare su oferta-

Kenth se sentó dejando sus maletas a su lado, mirando a la joven, algo igual lo hacia sentirse nervioso, sabia que había gente que lo estaba mirando y como el se había sentado en la mesa de una hermosa joven, habiendo llegado solo, mas de alguno comenzó a rumorear cosas sin sentido – Me presento, mi nombre es Kenth Romanov – le dijo sonriéndole ignorando los rumores que se comenzaban a repartir por el local mientras pensaba en que decir recordando aquella época cuando tenia manada mientras un grupo de Jazz se subía al escenario, el jazz era un tipo de musíca que no era muy conocido, el grupo comenzó a tocar un tema, la música era algo nuevo, que Kenth no había escuchado antes pero su atención se mantenía con la joven.

Spoiler:



avatar
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Ver perfil de usuario

Kenth Romanov

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Shion el Lun Mayo 05, 2014 8:19 pm

El murmullo de los aplausos comenzó a subir en intensidad, demostrando que el espectáculo finalizaba gratamente. Al público le agrada escuchar buena música, y esta no había sido la excepción, el joven había dado un momento sumamente agradable. La mirada de la joven acompañó al deceso del hombre, aquel caminar que le llevó hasta su mesa. Las miradas ajenas se fijaron en ellos inmediatamente, como un peso sobre su espalda, el cual botó con un suave movimiento despreocupado de sus hombros.

Sonrió suave, provocando que la comisura izquierda de sus labios se curvara coquetamente. Una buena elección, puedes sentarte. su voz tenía un tinte algo infantil en ocaciones, así como su acento podía denotar que su territorio habitual no era aquel. Sus orbes pasearon por las maletas del joven antes de cerrarse en un lento parpadeo, durante el cual pudo escuchar el murmurar de la gente, la curiosidad y malicia de sus palabras, y de fondo, el natural y relajante sonido de la lluvia cayendo a raudales.

Es un placer joven Romanov. Soy Shion, puedes llamarme así, no tengo problemas. ¿Que os ha traído por acá? Apuntó a sus maletas, para que entendiera que se refería a la ciudad y no al local en el que estaban. Diagnosticaba al joven, aquel aroma no lo había reconocido de entre las manadas. Podía ser alguien que iba por libre, pero ellos usualmente no se acercaban a otros lycan cuando no tenían manadas, eran seres solitarios. Quizá, simplemente, acababa de llegar. Entonces ¿pertenecería a alguna manada ajena a la de los Hijos directos de Gaia? Existía un sin fin de otras manadas, en especial repartidas en el mundo, en lo que era la ciudad, eran mas centralizadas, por el hecho de tener a los líderes primordiales cerca.

Había hecho una señal a la mesera, pidiendo frutas. No era la primera vez que asistía a ese lugar, a si que sus gustos eran algo conocidos ya. Eso era bueno, no debía dar tanta explicación para hacer un pedido. Si quieres haz tu pedido, aprovecha que no se ha llenado aun este lugar. Observó de reojo al escenario, aquella melodía era agradable pero desconocida. Un talento naciente, algo que no se había instituido aún en la cultura. No eran las únicas criaturas sobrenaturales en el lugar, había un par de vampiros, que no mostraban indicios de buscar pelea, humanos y algunos seres híbridos que tenían una esencia tan débil que parecían carecer de poder natural
avatar
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : Donde los cánticos se vuelven historia <3
Empleo /Ocupación : Lider de Manadas
Ver perfil de usuario

Shion

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Kenth Romanov el Mar Mayo 06, 2014 7:34 pm

La música continuaba sonando de fondo, al igual que la intensa lluvia fuera del local, Kenth  aprovecho de pedir un café, para luego mirar y prestar atención a la hermosa joven que se había presentado como Shion y sonriendo levemente, contesto su primera pregunta.

-El placer es mío Shion, si quiere puede llamarme Kenth, es mas corto que Romanov, mi motivo de venir a este lugar, es una corazonada, la idea de que algo muy importante ocurrirá aquí, y como ya termine mis responsabilidades en Rusia me e venido siguiendo esta corazonada, por lo que pretendía buscar algún lugar donde vivir y abrir una tienda de Luthiers como la que tengo en Rusia. –

La joven que había atendido a Kenth, llego con el café y las frutas para luego retirarse, el tomo un sorbo del café para luego continuar con su explicación, aunque le preocupaba el echo de la presencia de los vampiros en el lugar, pero como a la joven no le molestaba ni parecía preocuparle se intento relajar.

-Y usted Shion, ¿vive en este lugar?, quizá me podría ayudar, claro sin ser abusivo, ya que hace mas de 62 años que no hablo con alguien como nosotros… -

Lo ultimo lo dijo de manera que solo ella escuchara, no quería evidenciar la situación ni nada por el estilo, el olor y el sabor del café lo llenaba de energía nuevamente después de aquel largo viaje que el había realizado, la joven le parecía atractiva, pero no quería ser descortés con ella, en estos momentos le interesaba mas conocer que sucede en la ciudad y donde podría instalarse que otras cosas, pero eso no quitaba que la joven lycan le interesaba, por lo menos como alguien que lo podría guiar en aquel lugar desconocido para el.

-Espero no haberle molestado -

Dijo sonriendo nuevamente tomando otro sorbo de aquel negro cafe, extrañamente la música que sonaba de fondo acompañaba muy bien la sensación de tomar ese caliente y negro cafe a esa hora y con la lluvia de fondo, la sensación de comodidad era sensacional.

avatar
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Ver perfil de usuario

Kenth Romanov

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Shion el Lun Mayo 12, 2014 11:44 pm

Corazonada... Ella no utilizaba esa palabra. No lo había hecho desde los comienzos. Imaginaba, que incluso antes de nacer, era una palabra en la que no creía. Ella lo conocía como instinto, así era más fácil, mas puro. El corazón podía llegar a engañar ¿No? en ocasiones... Aún así, no le sorprendía la respuesta del joven. Su ser le indicaba que algo ocurría. Algo lo suficientemente fuerte como para que se alzara a abandonar sus tierras natales y todo cuanto conocía allá. Pasó de largo aquella parte que el joven nombraba del trabajo. No por desgano, sino, porque una nueva combinación de palabras captó su atención. ¿Sesenta y dos años? Eso es una vida...

¿Desde hace cuanto tiempo permanecía sin manada? ¿Que tipo de criatura puede permanecer en aquel tipo de soledad tanto tiempo? Si bien era usual ver a sus hermanos libres, también sabía que no descartaban el relacionarse con los suyos.

Vivo acá, desde hace algunos años ya. Puedes buscar una posada, hay buenos lugares. Si te mantendrás como alguien libre es tu mejor opción, los bosques han dejado de ser del todo seguros. De no ser así, unirte a una manada es una buena opción. Tienes las principales... o las más pequeñas. Sonreía. La mujer mostraba una pequeña sonrisa y su rostro parecía inquietantemente sereno. De la nada una brisa recorrió el salón, quién sabe de donde provenía. Un agradable aire fresco colándose por algún lugar oculto. En la mesa de los vampiros hubo un pequeño gruñido, ambos se pusieron de pie y se fueron del lugar. Ahora, solo mundanos y aquellos dos lycan. La mirada oscura de la joven se fijó en el hombre frente a ella. No me molestas. Pero dime una cosa... ¿Qué es lo que dice tu... "corazonada"?

No había sido su intención que los vampiros se enfadasen, solo había dado un leve indicio para que se fueran. Como algunos seres le conocían, no solía meterse en problemas. El hecho de poseer un sentido de justicia pacífico y de que fuese una conciliadora ayudaba a que bastase una risilla de viento para que -como en esta ocasión- le cedieran espacio. Llevó un trozo de piña a sus labios, no era su fruta preferida, por eso siempre empezaba por ella. ¿Sabes algo de las manadas de esta región? Esperaba que al menos, se hubiese informado un poco sobre lo que podía encontrarse. Los lycan no eran tan estúpidos para irrumpir los territorios ajenos sino estaban preparados a soportar el impacto.
avatar
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : Donde los cánticos se vuelven historia <3
Empleo /Ocupación : Lider de Manadas
Ver perfil de usuario

Shion

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Kenth Romanov el Vie Mayo 23, 2014 9:21 am

La música de un momento a otro se termino, y algunos de los comensales se comenzaron a retirar del lugar, Kenth escuchaba con atención las cosas, miraba sus expresiones faciales con atención, algo en ella le atraía mucho, pero no de la manera en la que una mujer atrae a un hombre comúnmente, no ese tipo de atracción, lo que le llamo la atención fue el comentario de ella “¿sesenta y dos años? Eso es una vida…” hasta ese día no le había tomado peso al tiempo que el había pasado solo.

Así es… sesenta y dos años, desde que abandone a mi manada…

Imágenes, olvidadas dentro de la mente de Kenth resurgieron nuevamente a su consiente, de cuando el vivía con sus padres y se relacionaba con la manada, pero eso había quedado atrás, y ahora debía concentrarse en la conversación que tenia con la amable joven que tenia en frente, tomo nuevamente la taza de café y bebió otro sorbo sintiendo el calor recorrer su garganta hasta su estomago.

Mi corazonada…

Algo le molestaba respecto de esa corazonada, algo muy importante, quizá demasiado importante iba a suceder y Kenth estaba seguro de que seria en aquel lugar, aquel pueblo. Kenth dejo la taza sobre la mesa y se sonrio a si mismo, algo nervioso, pensando en como explicar lo que sentía, además, por algún motivo, tenia la sensación de que la joven que tenia en frente tenia algo que ver con esa corazonada, ¿o era realmente una corazonada? Un concepto olvidado por el resurgió desde lo mas profundo de su memoria, algo que había aprendido con su manada, pero olvidado con el tiempo alejado de otros Lycans, el Instinto.

No… no es una corazonada, había olvidado lo que era, conversar contigo me a recordado cosas que había olvidado profundamente, parece que estar tan solo todo este tiempo no me a echo muy bien… Bueno… mi instinto… me dice que algo muy grande, quizá demasiado grande, sucederá en este lugar, algo que influenciara la vida de todos los seres vivientes y no vivientes de este mundo y algo de ese instinto me dice que tu, tienes algo que ver en todo eso.

Kenth dejo salir todo lo que pensaba, se veía algo acomplejado y confundido, pero prefirió dejar salir todo lo que pensaba, quizá la mujer que lo había invitado a su mesa, que ya vivía en el lugar que lo llamaba, podría quizá explicarle algo de lo que el sentía en su interior.

Y sin dejar de lado lo que dije anteriormente, sobre las manadas de la zona no se absolutamente nada, pero quizá me gustaría entender mas mi instinto, antes de unirme a una manada, hay muchas cosas que e olvidado que necesito recordar.
avatar
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Ver perfil de usuario

Kenth Romanov

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Shion el Miér Jun 04, 2014 12:05 am

¿Yo? Pero si solo soy una amante de la música... Dijo con suavidad y negando con su cabeza, pero mantuvo una fina sonrisa en los labios que le hacía ver que no estaba del todo equivocado. Tenía el talento de un cachorro para sentir, al menos no se había corrompido y eso era magnífico. Porque el hecho de que pudiera "predecir" que algo sucedería despues de haber estado tanto tiempo alejado de su entorno, debía considerarse como una buena señal.

Los dedos de la fémina se entrelazaron y los labios se apoyaron sobre estas cuando se elevaron, sirviendo de soporte mientras le miraba. Mantuvo silencio mientras habló y luego sus manos bajaron un poco, dejándo a la vista los labios de la fémina. Puede ser que tu instinto te este llevando por un peligroso camino. Y ya que has llegado, no será fácil desenterrar viejos recuerdos. Las manadas que hay en la ciudad también están recordando el pasado, no es posible que todos se presenten en tu ayuda. Suspiró antes de hablar Me presento nuevamente Kenth. Soy Shion, una veterana en las manadas, un Alpha. Mi manada son los Sectarios de Mercurio. Como tu, muchos poseen dotes artísticos Su voz era firme, más en ningún momento perdía aquella calidez que la caracterizaba, o se llenaba de algún tipo de prepotencia. Es más, sus mejillas se tiñeron de un delicado tono rosa al terminar de hablar. No era necesario decir que era la hija directa de Gaia, eso eran detalles que guardaban los hermanos y probablemente si daba una vuelta entre sus dominios terminaría enterándose por si solo.

Deberías pensar en unirte a alguna. Por desgracia nos hemos visto enfrentados a demasiados peligros ultimamente, es necesario que sepas cuidarte Era un consejo maternal. Uno que daba siempre a los miembros de su manada, que no eran más que hijos a sus ojos. Al menos la mayoría.
avatar
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 10/03/2014
Localización : Donde los cánticos se vuelven historia <3
Empleo /Ocupación : Lider de Manadas
Ver perfil de usuario

Shion

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Kenth Romanov el Jue Jul 10, 2014 10:39 am

(Off Rol: decidí volver a rolear en primera persona, me acomoda mas.)

Escuche atentamente lo que Shion tenía que decir, me acomode en mi silla mientras la escuchaba, sonriendo, mi instinto me había llevado por el camino correcto y no podía dejar pasar esta oportunidad.

Peligroso… lo se… pero si mi instinto me trajo aquí, por algo será

Tome mi taza de café y bebí el ultimo sorbo de esta, seguí escuchando lo que ella tenía que decir, ¿un líder de manada? Eso no podía ser una coincidencia, más de una manada de Lycans que poseen dotes artísticos, era demasiado, como si el destino quisiera que me integrara a ellos, directamente.

Sectarios de Mercurio… Dotes artísticos… y tengo en mi presencia a la Alfa de dicha manada, veo que no estaba tan equivocado cuando dije que algo tenías que ver en todo lo que va a suceder, a pesar de que no tengo la más remota idea de que será…

Mire hacia la ventana, fuera de esta se veía como la lluvia se apoderaba de todo lo que encontraba a su paso, lo pensé un momento “¿unirme a una manada, después de tanto tiempo solo, seré capaz de eso?” volví a mirarle, sonriendo, decidido en lo que tenía que hacer.

Me encantaría conocer tu manada Shion, creo que si mi instinto me trajo a este lugar precisamente esta noche, es por algo.

Algunas de las personas que quedaban en el lugar comenzaron a retirarse, mientras otras pocas llegaban y se estaban en las mesas que quedaban desocupadas, el grupo musical termino su presentación y se retiró, pero nadie más se subió al escenario. Me quede en silencio esperando la respuesta de ella.

avatar
Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Ver perfil de usuario

Kenth Romanov

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando a Fortuna

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.